=) Frase Memorable*


I made this widget at MyFlashFetish.com.

=) EL Estreno De Amanecer Part 2*

29 oct. 2009

=) 1er Capitulo Del Fic "Eternidad"*

ETERNIDAD


EL REGRESO

Había pasado mucho tiempo desde que Charlie y Renee se separaron, y años después de ese repentino divorcio, Renee se casó con Phil, un jugador de beisball, pero Charlie no había podido recuperarse de aquel suceso.

Al morir Harry; Charlie pasaba demasiado tiempo con Sue ayudándola a salir adelante y no se exactamente como, un día se dieron cuenta de que estaban enamorados, lo cual me sorprendió, ya que Charlie estaba cerrado a cualquier posibilidad de rehacer su vida; pero me sorprendió mas el día que nos dio una gran noticia.

Ese día, después de tres años que no veíamos a mi padre, salimos en la tarde hacia su casa sin imaginar la sorpresa que nos esperaba.



-Mamá, ¿Para que vamos a la casa de mi abuelo?- me preguntó Nessie por vigésima vez.
-Nessie, ya te había dicho que hoy es el cumpleaños de Sue, y Charlie nos invitó a una reunión que organizó para celebrarlo- le expliqué una vez más; Nessie me había dicho que no quería ir, lo cual no comprendí ya que ella quería mucho a Charlie, Sue y nuestros amigos quileutes, pero sobre todo a Jacob, al cual ansiaba ver por lo tanto no entendía el por que de su extraña postura.

-Pero......- empezó a decir con nerviosismo

-¿Qué Nessie?- pregunté con cierta molestia

-Va a estar Leah...... ¿verdad?- inquirió irritada; ¡Así que por eso no quería ir a casa de Charlie!, Leah iba a estar ahí y a Nessie no le caía bien.

-Si y te pido que trates de controlarte, no quiero problemas- le implore, sabía que sería muy difícil para Nessie pero al menos tenía que intentarlo.

-Está bien lo intentaré- resopló sin mucho entusiasmo.

-No lo intentes, hazlo- le ordenó Edward con severidad.

-¡De acuerdo!- replicó furiosa, cerrando repentinamente sus ojos. Al poco rato se quedó profundamente dormida.

Anteriormente Leah y Nessie habían tenido muchos conflictos y la razón de estos había sido...... Jacob. Nessie y Jacob se querían demasiado, pero Leah estaba enamorada de él y aunque sabía que era imposible que Jacob le correspondiera, ella seguía insistiendo.

Estaba sumida en mis pensamientos cuando llegamos al porche de mi antigua casa y Edward esbozó una gran sonrisa.

-¿Que pasa Edward?- pregunté contrariada.
-Nada, solo es...... Charlie- contestó con un extraño brillo en sus ojos.
-¿Que pasa con él Edward?-insistí empezando a preocuparme.-Si, ¿que pasa con mi abuelo?- preguntó Nessie dando un ligero bostezo.

-Nada, ya se enteraran- nos contestó haciendo relampaguear su sonrisa torcida; mi favorita.

-Edward sabes que no me gustan las sorpresas- protesté molesta, al mismo tiempo que cruzaba los brazos sobre mi pecho y agachaba el rostro; él sabía lo poco agradable que era que me ocultara lo que pensaban los domas, en especial si se trataba de Charlie.

Edward levantó suavemente mi mentón para que lo viera directamente a los ojos, esa pequeña e insignificante acción hacía que olvidara lo molesta que estaba con él.
Siempre solía hacer trampa pues sabía muy bien que cuando me sumergía en sus ojos perdía el hilo de mis pensamientos.

-No te preocupes Bella confía en mí
-Siempre lo hago- tomó suavemente mi rostro y se inclino hacía mi para darme un beso apasionado entrelazando una de sus manos en mi cabello.

-¡PAPÁ, MAMÁ! sigo aquí- gritó Nessie
Nos separamos sobresaltados; había olvidado que nuestra hija estaba en el auto, en realidad siempre que Edward me besaba solía olvidar todo y de no ser porque fui transformada hace casi seis años me hubiera ruborizado hasta alcanzar el rojo encendido.

-Bueno- dijo Edward riendo- vamos nos están esperando- salió del auto con un ágil salto

Supuse que Charlie nos escuchó cuando llegamos porque en cuanto me proponía a tocar la puerta, esta se abrió y repentinamente me vi envuelta en los brazos de mi padre.

-¡Bella! bienvenida cariño- exclamó Charlie muy emocionado y con cierto nerviosismo; Edward se hizo a un lado para que mi padre pudiera abrazarme.

-Gracias papá,¿Como has estado?- pregunté con un tono de desesperación impregnado en mi voz porque necesitaba saber lo que Edward había leído en la mente de mi padre y sin a pasar por alto su nerviosismo.

-Bien gracias Bella,¿En donde está mi pequeña Nessie?
En el momento en que los ojos de Charlie enfocaron a su "pequeña" Nessie casi se salen de sus órbitas.

Renesmee tenía casi seis años pero tenía el aspecto de una chica de diecisiete- era alta, medía aproximadamente 1.70m , tenía una figura preciosa; nada propia de una chica de los diecisiete años que aparentaba, sus rizos broncíneos le llegaban hasta la cintura, su piel era blanca como el marfil pero parecía que tenía dos petados rosas pegados a las mejillas y sus ojos de un hermoso color chocolate- ella se acercó lentamente hacía Charlie y le dio un gran abrazo.

Mi padre no podía creer que mi hija hubiera crecido tanto en los últimos años.

-Oh Nessie has crecido mucho- comentó Charlie con voz ahogada tomándola de las manos y mirándola de arriba a abajo-¿ cuantos años dices que tiene?- me preguntó mi padre tratando de encajar los diecisiete que aparentaba mi hija en los casi seis que habían pasado desde su nacimiento.

Estaba a punto de contestarle a Charlie pero Edward se adelantó.


-Está por cumplir los seis pero debido a su acelerado crecimiento parece de diecisiete- respondió Edward; al escuchar la voz de mi esposo, Charlie se sobresaltó pues no se había percatado de su presencia.

-Ah Edward, disculpa por no haberte saludado,¿como estás?- inquirió Charlie estirando la mano para estrechársela.

-Bien gracias Charlie y no te preocupes, se que la emoción de volver a ver a Bella y a Nessie es tan grande que no tiene comparación alguna- aseguró Edward estrechando la mano de Charlie.

-De cualquier manera fue descortés de mi parte, me alegra verte de nuevo Edward y espero que no se vuelvan a ir- añadió dándola un pequeño y rápido abrazo.

-A mí también me alegra verte Charlie y en realidad planeamos quedarnos dos semanas, luego nos vamos tres meses para terminar la universidad- explicó, Edward tenía razón-¿ y cuando no?- solo pedí dos semanas en Dartmouth para poder venir cuando Charlie me habló por teléfono y me pidió-aunque la mejor palabra sería suplicó- que viniéramos a festejar el cumpleaños de Sue y para darnos una sorpresa; después de esto regresaríamos para que me graduara-Edward no estudiaba, él era como mi tutor- una vez que lo hiciera por fin regresaríamos a Forks para quedarnos definitivamente y poder disfrutar de nuestra familia, amigos y en especial de Nessie.

Edward giró levemente el rostro para guiñarme un ojo, yo le sonreí tímidamente; ambos sabíamos que ir tan lejos a la universidad tenía sus ventajas, y una de ellas era que teníamos mucho tiempo para nosotros dos, porque Nessie no se quedaba todos los días en nuestra casa si no que a veces se iba a la de Esme y a pesar de que eso nos entristecía sabíamos que ella estaba bien y que era necesario que no estuviera en la casa cuando nosotros.........

-Pero, pasen, pasen están en su casa- dijo Charlie mientras se hacía a un lado para que pasáramos.

En el momento que llegamos a la sala nos vimos sumergidos en abrazos y exclamaciones de bienvenida de nuestros amigos quileutes-Seth, Paul, Quil, Embry, Jared con Kim y Sam junto con Emily- excepto Leah, la cual estaba sentada al fondo de la sala con los brazos cruzados y cara de pocos amigos; yo sabía que el motivo de esa actitud era en parte por mi culpa, pues nunca le caí bien por lo mucho que sufrió Jacob desde que regresé de Italia, pero la mayor parte de ese enojo era.....Nessie.
Edward y yo estábamos conversando con Sue y Charlie cuando escuché que Nessie y Seth hablaban sobre Jacob.

-Seth....... ¿en donde está Jacob?- inquirió Nessie un poco ansiosa, al parecer Leah la escucho porque la fulmino con la mirada.

-No lo sé tendría que haber llegado hace como una hora- reconoció Seth despreocupado y viendo de reojo a su hermana.

-Hum....
-No te preocupes Nessie ya llegará- aseguró metiéndose una rebanada de pizza a la boca.

-Claro- murmuró Nessie con tristeza


Desde que Nessie supo que regresábamos a Forks lo único en lo que pensaba era en ver a Jacob y la verdad es que una de las razones por la que acepté venir era para ver a mi mejor amigo.

Al poco rato escuché que el motor de un carro se apagaba afuera de la casa, y sentí como Edward tensaba el brazo que tenía alrededor de mi cintura.

-Edward ¿que pasa?- le pregunté tan bajo que ni Sue ni Charlie escucharon.
-Nada, es solo que..... ya llegó- anunció con la voz endurecida y cerrando los puños.

-Quien....- pero inmediatamente supe de quien estaba hablando cuando la puerta se abrió y Jacob corrió hacia mi para darme un gran abrazo; dejando a Billy atrás de él.

-¡BELLA! no sabía que iban a venir,¿como estás?¿donde están todos los demás?¿donde está Nessie?- me dijo tan rápido que de no ser por mi desarrollado sentido del oído no hubiera entendido absolutamente nada.

-Bien, todos hemos estado muy bien
-Hola Bella me da gusto verte de nuevo- dijo Billy, me voltee hacía él para saludarlo.
-A mi también me da gusto verte Billy,¿como has estado?

-Bien hija muchas gracias
-Y tú Jake ¿como has estado?- dije volviéndome hacia mi amigo
-Muy bien Bella pero ¿en donde está mi querida Nessie?- insistió y antes de que pudiera contestarle Nessie llegó corriendo para lanzarse a los brazos de Jake.

-Oh Nessie ¿como estás preciosa?, te he extrañado muchísimo, estás enorme y cada vez más hermosa- le decía mientras dada vueltas con mi hija en sus brazos.
-Ah Jacob, mi Jacob te he extrañado tanto- aseguró mi hija con gran felicidad y llenándole de besos en las mejillas -no sabes como ansiaba verte.


Mi niña estaba que no cabía de la felicidad.
Mientras todos libamos hacia el jardín; el cual estaba adornado para la ocasión- había una gran mesa cubierta de un mantel blanco con encaje rosa y varias sillas plegables en color blanco en el centro de la mesa había un pastel de merengue que decía "FELIZ CUMPLEAÑOS SUE" con chocolate, habían platos, vasos y cubiertos de plástico; todos estos acomodados perfectamente a los costados del pastel, también habían refrescos y cervezas sin alcohol- Nessie y Jacob iban abrazados, y Edward les lanzaba rápidas miradas de reprobación.

-Tranquilo amor, Jake no muerde- bromeé poniéndole de puntitas para darle un beso en el cuello y luego en la boca.

-En realidad si muerde- señaló, dándose otro beso-pero lo que me preocupa es el comportamiento de Nessie, date cuenta Bella, es solo el hecho de que nuestra hija ve a Jacob y parece que su vida cobra sentido- dijo con frustración.

Yo sabía a que se refería pero tenía que cubrir a Renesmee.
-Yo también estoy contenta de volver a ver a Jake- contraataqué sutilmente.

-Bella, ya sabes a que me refiero- replicó con tristeza -nuestra hija está enamorada de un licántropo- agregó escupiendo las palabras como si fueran ácido y le quemarán la boca.

-Eso no lo sabes Edward- aseguré

-Pero tú si- me atajó con brusquedad
-Si, yo si lo sé- admití porque él me conocía perfectamente bien y sabía cuando le mentía- Nessie es mi hija y sé como se siente, además he estado hablando con ella y está confundida, no sabe si ama a Jake o sólo lo quiere como un hermano y también tiene miedo....

-¿Miedo?¿por que?- inquirió muy preocupado
-Ay Edward!- exclame con desesperación, era tan obvia la razón -de lo que vayamos a decir todos nosotros, de que no lo aceptemos o que le prohibamos ver a Jacob y sobre todo de que dejemos de quererla- esto ultimo era imposible porque nunca nadie podio dejar de querer a Nessie.

Edward se quedo callado reflexionando lo que le avía dicho pero yo sabia que a pesar de que él no querida que Nessie tuviera algo que ver con un hombre lobo iba a terminar aceptando todo esto, sobre todo si eso hacia feliz a nuestra hija.

Dejé que Edward siguiera pensando en lo que le dije mientras que yo escuchaba la conversación que tenían Jacob y Nessie.

Estaban sentados en dos de las sillas que abina alrededor de la mesa y tomados de las manos.

-Y....- vacilo Jake mirando de reojo a Edward-¿Como has estado? cuéntame que has hecho- pregunto muy emocionado.
-Bueno pues en general he estado bien- dijo Nessie encogiendo los hombros -Esme me da clases.

-¿No vas a la escuela?- interrumpió extrañado
-No puedo....

-¿Por que?

-Jake!! déjame hablar- exclamo divertida dándole un ligero golpe en el brazo. Tuve que sofocar una risa, era propio de Jacob interrumpir cuando alguien intentaba explicarle algo; como el día que le Cont. todo lo que paso cuando repentinamente me fui a Italia con Alice para salvar a Edward.

Jacob hizo como que se cerraba los labios con llave y luego como que tiraba la llave invisible al piso; Nessie soltó una risita igual al repique de las campanas antes de continuar.

-Como te iba diciendo antes de que me interrumpieras- se burló -No puedo ir a la escuela porque crespo muy rápido- explicó Nessie con tristeza. Ella quería ir a la escuela pero sabía que eso por el momento no era posible, ya que, como le había dicho a Jacob, crecía muy rápido y no era conveniente que la gente se diera cuenta, así que por lo pronto Esme le daba clases particulares.

-Esme es muy buena maestra- admitió -pero dentro de todo esto hay algo malo- murmuró mirando sus manos entrelazadas con las de Jake.

-Y.... ¿que es Nessie?- pregunto Jacob con mucho enteres porque él necesitaba saber todo lo que hacía que Nessie fuera infeliz para poder ayudarla.

-Que... casi no estoy con mis papás y........-vaciló
-Y?- imitó Jake con impaciencia.

-Casi no te veo, te extraño mucho y me gustaría pasar mas tiempo contigo- aseguró mirando a Jake y luego al piso mientras se ruborizaba.

Edward bufó, al parecer no era la única que estaba escuchando esa conversación y aunque él no lo admitiera estaba celoso de la manera en la que Nessie quería a Jacob, pero yo estaba encantada de que mi hija y mi mejor amigo se quisieran de esa manera.

-Oh Nessie..... sabes que eso no es posible y no me gusta que te sientas triste- dijo con tristeza, soltó una de sus manos de las de Nessie para ponerla en la mejilla de mi hija -dime que puedo hacer para ayudarte a ser feliz- inquirió Jake con frustración, él odiaba que mi hija estuviera triste porque para Jacob, la vida de Nessie tenía que ser perfecta,¿pero como podría serlo si él no estaba con ella?

-Dime Nessie,¿que puedo hacer?- insistió
-Vente a vivir con nosotros- propuso Nessie con un repentino brillo en sus ojos
-Oh si claro, como no se me bahía ocurrido- se burló dándole un pequeño golpe en la cabeza -a tus padres les encantaría- añadió con sarcasmo.

-A mi mamá no le molestaría, al contrario se pondría muy contenta- lo atajó, eso era cierto yo sería muy feliz si Jacob viviera con nosotros, sería como tener a toda mi familia junta.

-Tal vez a Bella no le moleste- admitió -pero a Edward si.
-Pero si mi mamá quiere que vivas con nosotros, mi papá va a aceptar, él siempre complace a mi madre, nunca le dice que no- explicó; eso también era mas que cierto, a Edward le gustaba complacerme en todo.

Edward rió levemente mientras me apretaba más contra él y me besaba en la coronilla.

-Tienes razón Edward hace todo lo que Bella quiere- reconoció -Pero aunque él aceptara que yo viva con ustedes no puedo dejar a Billy y a la manada- explicó Jake, y tenía razón porque Billy necesitaba de su ayuda además él era el alfa de su manada.
-Sí, Billy te necesita- admitió -además si vivieras en mi casa, Leah me mataría- apuntó viendo por el rabillo del ojo a Leah.

-¡No digas eso Nessie!- gruño Jacob muy molesto -Y aunque lo intentara yo no se lo permitiría.

-¡Ay Jake! ambos sabemos que Leah esta enamorada de ti, y a mi me odia porque según ella yo tengo la culpa de que tú no la ames- replicó con frustración.

-No, eso no es verdad- dijo Jacob con voz casi inaudible; él sabía que Nessie estaba en lo cierto, Leah lo amaba y no había nada que él pudiera hacer al respecto.

-¡Ay por favor!- exclamó irritada -no me digas que no has dado cuenta, fíjate como te mira, es más que obvio- protestó saltándose de las manos de Jacob.

-De acuerdo, talvez tengas razón.

-"Talvez"- dijo entre dientes -pero tú le has explicado que sólo nos queremos como hermanos...... ¿no?- agregó Nessie, pero yo sabía que en realidad se quería como si fueran algo más que hermanos; mi hija en cierta forma lo amaba pero tenía miedo de reconocerlo, sin embargo todo éste miedo era porque los licántropos y los vampiros eran enemigos naturales y a ella le daba miedo la reacción de toda la familia al enterarse que ella estaba enamorada de un hombre lobo.

-Sí, claro que se lo he dicho.

-Entonces ¿Porque me odia?

-No te odia es sólo que no le gusta que Seth y yo nos relacionemos tanto con los vampiros.

Nessie iba a decir algo más pero en ese momento Charlie carraspeo para llamar nuestra atención.


No hay comentarios:

=) Fotos Semanales Antiguas*